El mundo de las telas

Visita al Museo Cristobal Balenciaga

Dentro de las actividades de la convención anual de Julián López, el pasado mes de diciembre visitamos el museo Cristobal Balenciaga.
Situado en Getaria, pueblo natal del modisto, se inauguró en Junio de 2011. El palacio de Aldamar construido a mediados del S XIX, después de ser rehabilitado, junto a un nuevo espacio anexo, obra del arquitecto Julián Argilagos, componen el actual recinto del museo. En él se ha unido la tradición a la vanguardia en armónica convivencia.
Interiormente, el poderío arquitectónico va más allá de la grandiosidad y originalidad del espacio diseñado, consiguiendo crear un clima de recogimiento que da total protagonismo a las piezas expuestas. Mientras se recorren las salas, el museo se difumina, casi desaparece, para dar relevancia absoluta a las creaciones del modisto.
Nos sorprendió la modernidad de sus creaciones, muchas de ellas podrían pasearse en la actualidad por las calles de cualquier ciudad sin que resultaran ajenas a nuestro tiempo. Sin duda en el momento de su creación rompieron con los esquemas de la época suponiendo una revolución increíble en el modo de entender la moda femenina.
Nos fijamos en los tejidos empleados y en el modo de trabajarlos. Desde las telas más humildes a las más ricas adquieren categoría de obra de arte después de pasar por la imaginación y las manos prodigiosas del maestro Balenciaga. La importancia de las telas en su trabajo fue tan relevante que incluso junto a la prestigiosa empresa textil suiza, Abraham, llegó a crear el “gazar”, un tejido de seda con gran cuerpo que le permitió materializar volúmenes sorprendentes en sus vestidos.
Recomendamos, por supuesto, la visita al museo Balenciaga. Un recorrido que permite acercarse a la figura de un creador excepcional.

“Con los tejidos, nosotros hacemos lo que podemos. Balenciaga hace lo que quiere”

Christian Dior.


[Galería no encontrada]

Volver a noticias >>

Los comentarios están cerrados, pero los trackbacks y pingbacks están abiertos.